BIMBO, un nombre con mucha miga

  • 0

BIMBO, un nombre con mucha miga

Hay ocasiones en que se da la extraña coincidencia de que dos personas que no se conocen de nada, piensan en un mismo nombre para sus respectivos negocios y surge el problema de quién tiene el derecho de explotarlo y por tanto de mantenerlo en el mercado.

Pues bien, si esto es raro dado que hoy en día existen medios electrónicos que ayudan a conocer y determinar si el nombre elegido ya existe, más raro es que una misma empresa interponga una demanda a otra de otro país por el uso del mismo nombre de marca perteneciendo ambas a la misma matriz. Este es el caso, resuelto hace cosa de un mes por los Tribunales Europeos, de la empresa Bimbo en España y en México.

Grupo Bimbo, matriz de la conocida marca, fue fundado en 1945 en México por un empresario español. Al cabo de dos décadas, éste trajo la marca a España como una empresa independiente, Bimbo España, que acabó vendiendo a la multinacional estadounidense Sara Lee. Sin embargo, a finales de 2011 volvió a ser comprada por el Grupo Bimbo, integrándose como parte de la matriz.

Poco antes del 2011, la empresa mexicana realizó un intento de registrar la marca ante la OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Interior), quien no le permitió que lo utilizara para todos los productos, sino solo para los no vinculados al pan. Así comenzó el proceso judicial ya que Bimbo España consideraba que esto generaba confusión en los consumidores. Finalmente el tribunal europeo le ha dado la razón, basándose en que Bimbo tiene un renombre elevado para considerar que existe un riesgo de aprovechamiento futuro de la notoriedad de marca (todo ello demostrado con distintos estudios de mercado aportados por la empresa).

Os preguntaréis por qué el Grupo Bimbo, tras realizar la compra de Bimbo España, no retiró la demanda y finalizó el proceso. No lo hizo por una sencilla razón, al dejar que se dictara sentencia ha conseguido que los tribunales reconozcan la notoriedad de marca de la empresa, sentando un precedente para casos futuros.

Observamos con este ejemplo la importancia que puede llegar a tener una marca y crear imagen de marca, y el poder que se puede alcanzar con ella. Por esto, cuando se piensa en un nombre para una empresa hay que ir más allá y buscar ese reconocimiento y notoriedad que harán que nuestra empresa sea conocida más allá de las fronteras.

Con esto queremos haceros ver la importancia que tiene el conocer el entorno antes de salir fuera, sobre todo en lo referente a posibles marcas, nomenclaturas… y también con los posibles amigos del futuro ya que no sabemos quien va a ser nuestro aliado, competidor o nos va a servir de cauce para entrar en algún mercado. Debemos seleccionar bien y no crear precedentes porque lo que nos es válido para una ocasión no tiene por que serlo para la siguiente.

Os dejamos a modo de resumen algunas de las precauciones q todo empresario debe tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de expandir su negocio:

–         Conocer el marco jurídico

–         Conocer el marco social y las costumbres del lugar

–         Conocer el mercado y los comportamientos propios de los consumidores

–         Estudiar e investigar las empresas del lugar para ver posibles competidores y aliados

–         Conocer los nombres de las empresas del lugar

Con todo esto podremos situarnos mejor en el mercado y tener un conocimiento del mismo más profundo, pero ojo, no se trata solo de elegir el nombre, sino de que se identifique con una filosofía, con una manera de hacer las cosas que vaya poco a poco calando en el mundo empresarial y en los consumidores y llegue a significar más.

Esperamos que os haya gustado. Un saludo a todos y seguid informados en nuestra WEB y a través de las redes sociales en Facebook, Twitter, en Linkedin en Google + y ahora también en Pinterest.


Leave a Reply