¿Cómo gestionar una campaña en Social Media?

Algunas empresas crean su página en Facebook y su perfil en Twitter y piensan que con eso ya están haciendo un plan en Social Media. Pero cuando acometemos cualquier acción no podemos quedarnos solo en la superficie, porque probablemente los resultados o no sean buenos o al menos no todo lo buenos que deberían. ¿Y […]

Algunas empresas crean su página en Facebook y su perfil en Twitter y piensan que con eso ya están haciendo un plan en Social Media. Pero cuando acometemos cualquier acción no podemos quedarnos solo en la superficie, porque probablemente los resultados o no sean buenos o al menos no todo lo buenos que deberían. ¿Y cuál es el motivo principal de este fallo? La falta de organización y definición de una estrategia.

Para comunicarnos con nuestros clientes primero tenemos que escucharles, como reza el dicho y principio del Marketing, “si tenemos dos orejas y una boca, es para escuchar el doble de lo que hablamos”.

Por lo tanto lo primero que se debe realizar es planificar una campaña propia de Marketing Social en base a unos tiempos marcados y a los recursos de los que se disponen, y con recursos nos referimos tanto económicos, materiales como humanos. Y, por supuesto, medir y analizar si los resultados que se obtienen son los esperados o por el contrario se deben tomar otras medidas o medidas correctoras.

Se debe tener en cuenta cinco pasos y en este orden para una efectiva campaña en Redes Sociales:

1. Escuchar

Realizar un primer testeo de la opinión de nuestra marca entre los clientes es uno de los pasos más importantes a la hora de empezar a desarrollar un Social Media Plan, ya que ayudará a enfocar la estrategia por el lado adecuado lo que repercutirá directamente en el ROI (Return of Investment).

En ocasiones nos centramos en enfocar y promocionar nuestros productos/servicios de la forma que creemos que es mejor desde nuestro punto de vista, aunque nosotros no somos el comprador final. Esto genera en muchas ocasiones diferencias entre lo que piensa el consumidor/usuario final, y lo que pensamos nosotros.

Por esto, la importancia de escuchar a los clientes es tan alta como la de preguntar, porque aunque la empatía es vital en la definición de cualquier estrategia de Marketing, necesitamos conocer la opinión de nuestros clientes, y evitar suponer demasiado, ya que son uno de nuestros mayores activos.

2. Planificar la estrategia

A la hora de definir cómo se debe de realizar este acercamiento a nuestros clientes, debemos poder responder a:

  • ¿Por qué queremos que nuestra empresa esté en Redes Sociales?
  • ¿Qué objetivos queremos conseguir con esta campaña?
  • ¿Qué motiva a nuestros clientes a participar en Redes Sociales?
  • ¿Cómo vamos a hacer para que nuestros clientes compartan nuestra información con sus amigos?
  • ¿De qué recursos dispongo?
  • ¿Qué recursos voy a necesitar?
  • ¿Cómo vamos a medir los resultados?

3. Crear compromiso

Realizar una campaña con éxito conlleva el compromiso por parte de los empleados de la empresa, por lo que debemos apoyarles a que colaboren en la promoción de la empresa en Redes Sociales, siendo aconsejable darles una pequeña formación que les ayude a comprender mejor cómo usar las Redes Sociales en beneficio de la empresa.

4. Medir y evaluar

Una vez que la campaña está en marcha, debemos seguir mejorándola, y para ello es necesario ir midiendo y evaluando qué acciones han resultado más exitosas, si la presencia en las redes sociales ha incrementado la satisfacción de nuestros clientes o si no está resultando rentables para nuestra empresa, no solo desde un punto de vista cuantitativo, sino también desde uno cualitativo.

Sobre esta base debemos analizar si las cosas están funcionando como esperábamos. De no ser así, deberíamos investigar cuál puede ser la razón que provoca esto y definir unas medidas correctivas para cambiar dicha situación.

5. Definir una rutina

Uno de los puntos más importantes y menos habituales en la empresa es conocer de dónde sacamos el tiempo necesario para dicho trabajo y cómo vamos a organizarnos para cumplir los objetivos.

Lo importante aquí no es establecer una presencia más o menos masiva, lo fundamental es mantener una continuidad en el tiempo, evitando desatender esta herramienta. No sirve de nada revisar las redes sociales infinitas veces al día si algún día incumplimos la rutina que nos hemos marcado. Una rutina que deberá adaptarse a las necesidades del consumidor, el cual marcará el ritmo de nuestra presencia.

Siguiendo estos cinco pasos es más probable el éxito en Social Media, no porque se trate de una fórmula mágica, sino porque estaremos aplicando una metodología que nos marca un camino a seguir, ayudándonos a identificar claramente cuáles son nuestros objetivos.

Esperamos que os haya gustado. Recordad que tenemos nuevo blog y que tenéis más información en nuestra WEB y a través de las redes sociales en Facebook, Twitter, en Linkedin en Google + y también en Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *