La cocina en la Edad Moderna (parte I)

  • 0

La cocina en la Edad Moderna (parte I)

La edad Moderna es un periodo histórico que transcurre entre el Descubrimiento de América y la Revolución Francesa. Gastronómicante hablando, se trata de una gran etapa donde las colosales celebraciones marcan un antes y un después en la puesta en escena de los banquetes.

La primera etapa la marca la cocina americana precolombina y las cocinas criollas. El descubrimiento de América supone, quizás, el gran revulsivo de la gastronomía mundial, debido a la aportación de productos nuevos, que, a pesar de su tardía incorporación a la dieta europea, han significado la base culinaria de muchas elaboraciones.

Destacando 2 elementos por encima de todos. La patata y el cacao.

La patata es uno de los descubrimientos más importantes para la alimentación humana, que los indígenas llamaban papa y que se cultivaba en el nuevo continente en una extensión aun mayor que la ocupada por maíz. Sin embargo, hasta que Antonio Augusto Parmentier, a mediado del siglo XVIII, no sentó las bases para popularizar el uso de la patata, prácticamente su uso era reservado a la alimentación del ganado, causa por la que no fue aceptada en Europa como alimento de consumo habitual hasta después de haber transcurrido más de un siglo y medio de cultivarse.

Sin emabrgo, debe quedar sentado que los primero que experimentaron en Europa con la patata como alimento fueron los españoles, en las huertas de Sevilla y Extremadura. Si este tubérculo hubiera proporcionado una excelente harina panificable, sin duda se hubiera aceptado mucho antes, pues el pan era el alimento básico.

También influyó la extremada rareza de la patata, teniendo en cuenta además que las papas que los españoles habían traído de América no se parecían a las actuales.

Por su parte, el cacao o quacahualt fue la aportación más significativa que se hizo a la mesa española, y después a la del resto de Europa.

Colón, el transcurso de su cuarto viaje, en 1502, tuvo ocasión de conocer el cacao en el Yucatán y escribió a sus soberanos, diciendo que los indígenas lo utilizaban como moneda, pero sin hacer constar que también lo usaban como alimento. El chocolate que bebían los aborígenes no se parecía en nada al actual, ya que el azúcar no entraba en su composición.

Desde España el chocolate se introdujo en el resto de Europa, siendo la bebida que caracterizaría el Siglo de Oro y poniéndose de moda en Francia gracias a la reina Ana de Austria, hija de Felipe II, de manera que a mediados del Siglo XVII ya había alguna fábrica en Francia, aunque los españoles conservaban aún el monopolio del cacao que venía de las provincias americanas.

Otros productos introducidos en Europa tras el descubrimiento son:

  • El cacahuete
  • La calabaza
  • El calabacín
  • La judía
  • El pavo
  • El pimiento
  • El tomate
  • Especias como la vainilla y la guindilla
  • etc.

Si te ha gustado visita nuestra WEB e interactúa con nosotros en nuestras redes sociales, en Facebook, en Twitter, en Linkedin y en Google +. ¡Te estamos esperando!


Leave a Reply