Cuando la comunicación solo era publicidad

  • 0

Cuando la comunicación solo era publicidad

Desde que se generalizó la presencia de la televisión en los hogares, la comunicación en nuestro país dejó de ser “comunicación”, para convertirse exclusivamente en publicidad.  No importaba que existiera un feedback o una retroalimentación entre anunciante y consumidor, lo importante es que el mensaje fuera original, emocionara o simplemente, motivara a la compra. Aspectos que aunque son importantes, no pueden ser el centro de atención de nuestra comunicación.

En demasiadas ocasiones, nos hemos enamorado de un anuncio, incluso hemos envidiado a los que dedicaban su tiempo a crear anuncios. Todo era magia y “chovinismo. Pero después de tanto dinero invertido en el anuncio, en la mayoría de casos, apenas recordábamos que producto o servicio se anunciaba. Incumpliendo el principio básico para que haya comunicación: El receptor debe entender correctamente el mensaje.

Le dimos tanta importancia a la producción del anuncio que muchos publicistas comenzaron a preocuparse solo y exclusivamente por la notoriedad y desarrollo del anuncio, olvidando conceptos clave, necesarios para generar una buena comunicación.

Lo cierto es que, antiguamente existían muchos menos anuncios que ahora, y las empresas podían permitirse el lujo de no prestar mucha atención al mensaje y a la comunicación, ya que el simple hecho de salir por la tele, le generaba una diferenciación que compensaba las deficiencias comunicativas con el consumidor. Pero la situación actual ha cambiado ya que hoy son millones de anuncios de miles de empresas los que nos bombardean diariamente, y  hacen imposible en la mayoría de casos, identificar a una marca, por el simple hecho de salir en la tele.

Aunque esta preocupación por el “ruido” ha tenido como resultado algo que podríamos considerar como positivo, y es que la formación y especialización en esta materia se ha desarrollado de forma abismal, permitiendo el desarrollo de actividades de áreas de la comunicación muy específicas, dando como resultado una gran abanico de formación especializada, como por ejemplo cursos de diseño gráfico.

Y a pesar de que la publicidad sigue empeñada en hacer mucho ruido, el interés por generar una comunicación útil para el consumidor, cada vez tiene más peso en la producción.

El nuevo panorama

El trasvase de usuarios de la televisión a Internet, ha conducido al desarrollo de nuevos canales de comunicación generados en la red. Canales basados en una mayor interactividad y que otorgan al consumidor o usuario un mayor poder, activándose ahora nuevas necesidades que demandan otra forma de comunicación más útil y democrática para el usuario o consumidor.

Este interés por el mundo virtual, cobra cada vez más repercusión, y todos los actores de este proceso comercial tienen ahora un papel más importante que nunca. La preocupación por el uso de las herramientas disponibles en la red, ha llevado a que las empresas comiencen a buscar, cada vez más, profesionales con un perfil orientado al llamado “mundo 2.0”, ese mundo que como ya  hemos comentado en artículo anteriores, es tan importante como desconocido, ya que en muchos casos, se ha desvinculado del mundo tradicional, rompiendo la coherencia evolutiva que debe tener este proceso.

En medio de todo este caos, las necesidades formativas de la comunicación en la actualidad, han originado un auge de cursos de diseño web, social media, posicionamiento SEO-SEM… conocimientos imprescindibles para atender las nuevas necesidades comunicativas del consumidor o del usuario actual, y que deben conocerse para saber cuándo aplicarlas y cuando no. Así, evitan que la empresa tenga que actuar continuamente en función de la competencia, reduciendo los riesgos, facilitando la planificación y lo más importante, generando un valor para el cliente difícilmente imitable.

Esperamos que os haya gustado. Recordad que tenemos nuevo blog y que tenéis más información en nuestra WEB y a través de las redes sociales en Facebook, Twitter, en Linkedin en Google + y también en Youtube.