¿Contrato o no contrato?

Algo básico para aquellos que han salido recientemente de la carrera o de algún curso de formación, es conocer qué tipos de contratos les pueden ofrecer. Aquí os describimos los dos más frecuentes: El contrato de formación o aprendizaje está destinado a personas mayores de 16 años y menores de 25(podrán celebrarse con menores de […]

Algo básico para aquellos que han salido recientemente de la carrera o de algún curso de formación, es conocer qué tipos de contratos les pueden ofrecer. Aquí os describimos los dos más frecuentes:

El contrato de formación o aprendizaje está destinado a personas mayores de 16 años y menores de 25(podrán celebrarse con menores de 30 hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%), que no tengan la cualificación necesaria para acceder a un contrato en prácticas.

Tendrá una duración mínima de un año y máxima de tres, pudiendo establecerse por convenio otra duración distinta siempre que no sea inferior a 6 meses ni superior a 3 años. Asimismo, el tiempo de trabajo efectivo no podrá ser superior al 75% durante el primer año o al 85% el resto de años, de la jornada prevista en el convenio o de la máxima legal permitida. Una vez finalizado el contrato, el trabajador no podrá ser contratado en esta modalidad por la misma o distinta empresa, salvo que la formación del nuevo contrato sea distinta.

De esta forma, el trabajador debe recibir una formación, obteniendo al final un título o certificado. La podrá recibir en un centro formativo o en la propia empresa si dispone de las instalaciones adecuadas.

El uso de este tipo de contratos por las empresas, conlleva importantes incentivos fiscales ya que se les aplicará una reducción del 100% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social, reducción del 100% de las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social y además, para aquellas empresas que este tipo de contratos los transformen en indefinidos tendrán derecho a una reducción en la cuota empresarial a la Seguridad Social de 1500€/año durante tres años si son hombres y si son mujeres la reducción será de 1800€.

 

El contrato en prácticas, está destinado a personas con un título universitario y que no hayan transcurrido más de cinco años desde que lo obtuvo. Su duración no puede ser inferior a 6 meses ni exceder de dos años, teniendo un período de prueba no superior al mes para trabajadores con título de grado medio o certificado profesional de nivel 1 o 2, ni de dos meses para los que tengan un título de grado superior o certificado profesional de nivel 3.

En cuanto a la retribución, no podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional ni inferior al 60% o 75% durante el primer o segundo año, del salario fijado en convenio para ese puesto de trabajo.

Ningún trabajador podrá estar contratado en esta modalidad en la misma o distinta empresa por más de dos años bajo la misma titulación.

Sin embargo, en la realidad empresarial son pocas las empresas que los emplean correctamente y por tanto generan  una mala influencia y fama a este tipo de contratos. Actualmente, los contratos de becarios están muy mal vistos, es por todos conocido que cuando a alguien lo contratan como becario es para explotarlo en horas, salario y en todo lo explotable. Siempre que nos hablan de ser becario pensamos en que vamos a llevar los cafés, hacer fotocopias…pero nunca que nos van a enseñar, vamos a emprender y va a suponer un escalón más en nuestra carrera profesional.

Esta es la opinión que se está generando hoy en día en la calle por culpa de esas empresas que piensan que contratar becarios es lo mejor para ahorrarse dinero y tener a alguien que trabaja mucho. Además, en la mayoría de empresas ni siquiera aplican estos contratos, sino que hacen contratos por horas (para pagar lo menos posible) y hacen un acuerdo verbal de que ya te pagaré el resto de horas…

Desde aquí pensamos que así nunca vamos a quitar ese lastre de lo que implica ser becario, nunca vamos a avanzar y no podremos salir de una situación económica como la que vivimos actualmente si no cambiamos esto y empezamos a apostar por esa gente que está deseando trabajar, tener una oportunidad de demostrar lo que vale y de aportar nuevas ideas a los modelos tan profundamente arraigados.

Esperamos que os haya gustado. Recordad que tenemos nuevo blog y que tenéis más información en nuestra WEB y a través de las redes sociales en Facebook, Twitter, en Linkedin en Google + y también en Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.