El origen del Marketing Actual

El comienzo Como todas las materias, el Marketing necesita ser entendido en su totalidad, desde su inicio hasta la actualidad. Y para ello, la historia ha dejado un reguero de personajes que han participado en su concepción y en su creación. Pero aunque podríamos mencionar a personajes de la antigua Grecia, del imperio Romano… o […]

El comienzo

Como todas las materias, el Marketing necesita ser entendido en su totalidad, desde su inicio hasta la actualidad. Y para ello, la historia ha dejado un reguero de personajes que han participado en su concepción y en su creación. Pero aunque podríamos mencionar a personajes de la antigua Grecia, del imperio Romano… o incluso remontarnos a la época de los fenicios o los Tartesos, vamos a situar el nacimiento del marketing como disciplina formal y compartida por un grupo amplio de personas, en el siglo pasado. Concretamente en el zénit del mismo, tras la conclusión de la guerra mundial, en una época donde el ser humano había conocido la potencialidad de su carácter miserable y ruin, donde Europa había quedado reducida a ladrillo ametrallado y almas aniquiladas bajo el yugo de un ideal superior a ellos, un ideal supremo que permitió al ser humano desarrollarse, en el mejor de los casos, a un nivel sin comparación en su historia. Campos como la medicina, la tecnología… crecieron con una fuerza que permitían a la sociedad visionar un futuro nunca visto.

El precio que pagó el ser humano por ese avance fue muy alto, tan alto, que posiblemente seguimos pagándolo en la actualidad. Y el mayor aval que tenía esa sociedad, era la esperanza en el cambio, un aval que parece cotizar en bolsa por su fluctuación continua en la vida moderna.

Con esta situación, EEUU se encontraba en el mejor escenario de su historia, había “ganado la guerra” y Europa necesitaba de su ayuda. El crecimiento de EEUU en esta época fue bastante interesante, no solo en números, sino en calidad y mejora de producción. Esto tuvo como resultado un basto crecimiento de la economía de servicio, que dio trabajo a la mitad de la población de EEUU, lo que llevó a los encargados de este tipo de negocios a testar las posibilidades del mismo.

De esta forma, se crea una disciplina de gestión normativa, muy simple, pero que ya contenía principios de acercamiento al cliente, aunque todavía se encontraban en plena evolución. Y la concepción del Marketing se reducía a la publicidad y promoción, algo que para algunas personas, no parece haber cambiado, es posible que aún sigan atrapadas en el tiempo.

El cambio de rumbo

Y fue en 1960, cuando la famosa AMA, Asociación Americana de Marketing, comenzó a definir los principales conceptos, como la marca. Y por fin, Theodore Levitt, entonces profesor de Administración de empresas en la Harvard Bussiness  School, redactó un artículo que tituló “La miopía del Marketing”, donde criticaba la obsesión por la sobreproducción de productos y apostaba por un concepto novedoso y fundamental para entender el Marketing actual, “Satisfacción de Clientes”. Además definió al Marketing como un proceso más complejo que la simple venta, exigiendo la necesidad de vincular al Marketing con la raíz de las políticas de mercado, para así acercarse a las necesidades y tendencias de los potenciales clientes.

El valor de esta aportación no tiene límites, ya que nos encontramos en una época donde todo se compraba y no existía para los vendedores ninguna preocupación por una posible crisis o recesión.

No obstante, el propio Levitt reconoció que ya Peter Ferdinan Ducker, en 1954, situaba al Marketing en el centro de la organización. Algo que demuestra, que ya se había producido en EEUU un considerable interés por la evolución del Marketing.

A partir de aquí, Cox en 1967 y Smallwood 1973, van desarrollando por separado la teoría del ciclo de vida del producto que en 1959 desarrolló Patten.  Russel Haley en 1968 y Plummer en 1973, desarrollan también por separado la segmentación del mercado formulada inicialmente por Wendell R. Smith.  McCarthy en 1981 y luego Baker en 1995, completan la teoría  del marketing mix inicialmente planteada por Bordern de 1964.

Y un día llego Kotler…

Y finalmente llega Philip Kotler, reconocido como uno de los autores más influyentes en del Marketing, y que ha publicado grandes clásicos de la bibliografía universitaria. Sus aportaciones apuntillan el trabajo realizado por grandes personajes que buscaron la manera de mejorar la comercialización de los productos y que buscaron el desarrollo sostenible y el crecimiento estructurado.

El resto ya lo saben, y son muchos los conceptos que se han perfeccionado durante las últimas décadas, el proceso evolutivo del Marketing sigue su camino e internet aparece como una oportunidad para su expansión, más que una amenaza. La era de la globalización ha hecho imposible entender el avance sino es de la mano del Marketing, aunque por desgracia el uso que se ha dado a estas estrategias no ha sido siempre el adecuado.

Es posible que ya nos hayamos olvidado de su inicio, y que la concepción actual del sistema haya convertido todo en mercancía, pero si queremos continuar avanzando, debemos encontrar un sitio para los Recursos Humanos, la Investigación y el Desarrollo, para el Marketing… porque si convertimos nuestro avance en números, no conseguiremos la estabilidad que deseamos, ni conseguiremos que el sistema vuelva a funcionar. Seguir anclados en esta idea no podrá traernos otra cosa que la inestabilidad, de la que salen perdiendo todos los estamentos de la sociedad.

Esperamos que os haya gustado. Un saludo a todos y seguid informados en nuestra WEB y a través de las redes sociales en Facebook, Twitter, en Linkedin en Google + y ahora también en Pinterest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.