La publicidad del mendigo ciego

Publicidad mendigo Cuenta la historia que una mañana soleada, un hombre paseaba por la calle durante el descanso de un desayuno. Había salido del bar y se disponía a regresar a su trabajo como publicista. Durante el paseo, se encontró a un vagabundo invidente que estaba pidiendo en la calle con un cartel de cartón que […]

Publicidad mendigo

Cuenta la historia que una mañana soleada, un hombre paseaba por la calle durante el descanso de un desayuno. Había salido del bar y se disponía a regresar a su trabajo como publicista. Durante el paseo, se encontró a un vagabundo invidente que estaba pidiendo en la calle con un cartel de cartón que decía << Soy ciego, denme una limosna>>.  El publicista paso junto al mendigo y observó con desaliento el escaso éxito del viejo pedigüeño. Pensó en darle unas monedas, pero en su lugar tomó el cartel y comenzó a escribir por detrás. Dejó el cartón en el mismo sitio donde estaba y sin mediar palabra alguna se marchó. El mendigo, desconcertado por lo que había pasado, se quedó en silencio y pensó que aquel hombre, como todos los demás, sintió curiosidad, pero nada más. Así que siguió en su lugar y continuo con su mendicidad.

A la hora del almuerzo el publicista volvió a pasar junto al vagabundo. Cuando estaba muy cerca, el mendigo lo reconoció por sus pisadas y alterado comenzó a recoger todas las monedas que le habían dado los transeúntes de la mañana. Juntándolas en su mano se las mostró emocionado al misterioso hombre y le preguntó: <<¿Qué puso en el cartel?>>. El publicista, sonriendo, se agachó junto a él y le aseguró que había escrito lo mismo, pero con otras palabras. Se marchó, y el vagabundo, intentando adivinar que podía haber escrito, continuó sentado junto a su cartel que decía: <<Hoy por fin es primavera, y yo no podré verlo>>.

¿Conocías esta historia?,¿Sabes otras? Sí es así, y quieres compartirla con nosotros, puedes hacerlo en nuestras redes sociales. Método 403, el lugar donde los relatos siempre tienen 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.